Octava emisión

Décima emisión

Novena emisión

(impresa por el Banco de México)


El Banco de México lanzo esa emisión a la circulación el 21 de noviembre de 2006 con razones de facilitar a los invidentes la identificación de la denominación de las piezas y para dificultar la falsificación de los billetes, mejorando las características de seguridad.

Con el motivo de mejorar la identificación de la denominación por personas invidentes, el H. Congreso de la Unión estableció en la Ley Monetaria de Los Estados Unidos Mexicanos que los billetes deberán contener una o varias características que permitan identificar su denominación a las personas invidentes. Para que las personas con deficiencias visuales puedan identificar los billetes existen dos técnicas :

  1. La impresión de marcas sensibles al tacto.

  2. La utilización de tamaños diferentes para cada denominación.

Denominación Material Largo Ancho
$20 polímero 120 mm 66 mm
$50 polímero 127 mm 66 mm
$100 papel 134 mm 66 mm
$200 papel 141 mm 66 mm
$500 papel 148 mm 66 mm
$1,000 papel 155 mm 66 mm

El primer billete de esta familia que se puso en circulación fue el de 50 pesos en polímero. El billete de 20 pesos en polímero siguió en 2007, los billetes de 1000 y 200 pesos en papel en 2008 y los billetes de 100 y 500 pesos en papel en 2010.

Durante esa emisión, se nota la ausencia de las letras "I" y "O" en las series y subseries para no confundirlas con las cifras 1 y 0.

20 pesos

 

50 pesos

 

100 pesos

 

200 pesos

 

500 pesos

 

1000 pesos

 

Conmemorativos:

El Banco de México inició la puesta en circulación de billetes de:

  1. 100 pesos impreso en polímero, en formato horizontal, conmemorativo del Centenario del inicio de la Revolución Mexicana.

  2. 200 pesos impreso en papel, en formato vertical, conmemorativo del Bicentenario del inicio de la Independencia de México.

Estos billetes conmemorativos son de curso legal, pero las personas que lo deseen pueden conservarlos como recuerdo de dichos acontecimientos. Cabe señalar que estos billetes conmemorativos no sustituirán a los que actualmente están en circulación; sino que coexistirán con estos últimos, y el Banco Central los retirará cuando hayan concluido su vida útil.

100 pesos

 

200 pesos